Cuadros
Espejos
Mi Cuenta
Información general

diseño web: gestiweb
Lámina sobre tabla "La persistencia de la memoria". Autor: Salvador Dalí. Medidas: 80x60 cm.
Medidas totales del cuadro: Ancho: 80 cm x Alto: 60 cm
Necesario

Obra: Lámina sobre tabla "La persistencia de la memoria". Autor: Salvador Dalí. Medidas: 80x60 cm.

Cuadro lámina "La persistencia de la memoria", sobre soporte de madera. Disponible en dos acabados diferentes: Texturizado arena o reproducción sobre cristal. Añada si lo desea alguno de nuestros marcos y consiga resultados únicos. Dispone de más información al respecto en las secciones -Tipos de marcos- y -Tipos de acabados-.

Autor: Salvador Dalí.

Eugenio Salvador Dalí (11 de mayo de 1904 - 23 de enero de 1989), fue sin lugar a dudas, un genio. A la edad de catorce años había ya participado en sendas exposiciones colectivas de artistas locales en el teatro municipal de Figueres y en Barcelona, auspiciada ésta última por la Universidad de Barcelona y recibiendo el premio Rector de la Universidad. Fue con frecuencia (todavía algunas veces lo es), mal entendido. A los 22 años conoció a Pablo Picasso, a quien admiraría profundamente. Fue expulsado de la Academia de San Fernando de Bellas Artes en 1926, poco antes de sus exámenes finales, por afirmar que no había nadie en la facultad en condiciones de examinarle a él. Algunos años más tarde se unió oficialmente al grupo surrealista afincado en el barrio parisino de Montparnasse y allí, en agosto de 1929 conoció a su musa y futura esposa Gala, nacida con el nombre de Elena Ivanovna Diakonowa. Su matrimonio se prolongaría hasta 1982 cuando ésta falleció. A la edad de 79 años Dalí pintó su último trabajo, "Cabeza de Europa", dedicado al Rey Juan Carlos I de España y en 1989 falleció a la edad de 85 años.
Dalí es conocido por sus impactantes y oníricas imágenes surrealistas. Sus habilidades pictóricas se suelen atribuir a la influencia y admiración por el arte renacentista. También fue un experto dibujante. Los recursos plásticos dalinianos también incluyeron el cine, la escultura y la fotografía, lo cual le condujo a numerosas colaboraciones con otros artistas audiovisuales.
Como artista extremadamente imaginativo, manifestó una notable tendencia al narcisismo y la megalomanía, cuyo objeto era atraer la atención pública. Esta conducta irritaba a quienes apreciaban su arte y justificaba a sus críticos, que rechazaban sus conductas excéntricas como un reclamo publicitario ocasionalmente más llamativo que su producción artística. Dalí atribuía su "amor por todo lo que es dorado y resulta excesivo, mi pasión por el lujo y mi amor por la moda oriental" a un autoproclamado "linaje arábigo", que remontaba sus raíces a los tiempos de la dominación árabe de la península ibérica.

- La persistencia de la memoria -

Conocido también como "Los relojes blandos", en este óleo aparece la bahía de Port Lligat al amanecer. El paisaje es simple; aparece el mar al fondo y una pequeña formación rocosa a la derecha. Hay cuatro relojes; un reloj de bolsillo y tres relojes blandos y deformados, elementos que ya habían aparecido en una obra suya del año anterior, "Osificación prematura de una estación". Dalí, según él mismo dice, se inspiró en el queso camembert a la hora de añadir los relojes al cuadro, relacionándolos por su calidad de "tiernos, extravagantes, solitarios y paranoico-críticos". Uno de los relojes cuelga en equilibrio de la rama de un árbol. Más abajo, en el centro del cuadro, otro se acopla a modo de montura sobre una cara con largas pestañas inspirada en una roca del cabo de Creus. La cara aparece también en otros cuadros del autor como "El gran masturbador" y "El enigma del deseo". El tercer reloj blando está, quizás, a punto de deslizarse por un muro. Sobre este reloj hay una mosca y sobre el reloj de bolsillo, situado también sobre el muro, hay multitud de hormigas.
Los relojes, como la memoria, se han reblandecido por el paso del tiempo. Son relojes perfectamente verosímiles que siguen marcando la hora (supuestamente en torno a la seis de la tarde). Dalí dijo sobre el cuadro: "Lo mismo que me sorprende que un oficinista de banco nunca se haya comido un cheque, asimismo me asombra que nunca antes de mí, a ningún otro pintor se le ocurriese pintar un reloj blando".
EC Decoracion - info@ecdecoracion.com - tfno: +34 96-5522779