Cuadros
Espejos
Mi Cuenta
Información general

diseño web: gestiweb
Lámina sobre tabla "Verano en Vétheuil". Autor: Claude Monet. Disponible en varios tamaños, desde 23,38 €.
Medidas totales del cuadro: Ancho: 70 cm x Alto: 50 cm
Necesario

Obra: Lámina sobre tabla "Verano en Vétheuil". Autor: Claude Monet. Disponible en varios tamaños, desde 23,38 €.

Cuadro lámina "Verano en Vétheuil", sobre soporte de madera. Disponible en dos acabados diferentes: Texturizado arena o reproducción sobre cristal. Añada si lo desea alguno de nuestros marcos y consiga resultados únicos. Dispone de más información al respecto en las secciones -Tipos de marcos- y -Tipos de acabados-.

Autor: Claude Monet.

Claude Oscar Monet nació el 14 de noviembre de 1840, en el seno de una familia de comerciantes. Recibió sus primeras lecciones artísticas en la escuela. En esos momentos, estaba más interesado por los dibujos graciosos y caricaturas que por adquirir una formación artística. A los 17 años Claude decidió abandonar el instituto para dedicarse a la pintura.
Siempre se ha considerado a Monet como el máximo representante del Impresionismo. En su obra el factor dominante es un claro esfuerzo por incorporar un nuevo modo de visión, sobre todo el carácter de la luz, mientras que la composición de grandes masas y superficies sirve únicamente para establecer cierta coherencia. En sus temas la luz engendra el color y la forma, su retina era capaz de captar hábilmente el reflejo de la luz sobre cualquier superficie: el agua, en un suelo nevado o en la portada de una catedral. Sus temas preferidos eran paisajes marinos y escenas fluviales. En su infatigable investigación de la incidencia de la luz, observó que ésta variaba con el paso del tiempo, y así se producían múltiples efectos que intentaba rescatar con su ágil y rápida pincelada.
Monet fue un gran amante de la cultura y arte japonés. De ahí, que se construyera un jardín a la oriental, con un puente y con nenúfares. Este fue un buen lugar para refugiarse en sus últimos años. En este tiempo, un Monet casi ciego se dejó "iluminar" por una luz limpia incidiendo en el agua de su estanque y en todo lo que le rodeaba. Ello le llevó a crear pinturas restallantes de vida, verdaderas "sinfonías cromáticas".
Nunca derivó hacia otras corrientes artísticas, sino que se mantuvo fiel al Impresionismo hasta su muerte. Falleció en Giverny, el 5 de diciembre de 1926. A lo largo de su dilatada carrera, llegó a firmar cerca de tres mil cuadros.

- Verano en Vétheuil -

Durante los dos últimos años de estancia de Claude Monet en Vétheuil se produce un cambio favorable, un punto de inflexión en su obra. Este cambio no es ajeno a la decisión de Monet de presentarse al Salón oficial los años 1.879 y 1.880. La presencia en el primero y su ausencia de la Exposición que se celebró ese mismo año lo apartó sensiblemente de una parte del grupo de pintores impresionistas, aunque había otros miembros, como Renoir o Berta Morisot, que seguían sintiendo una gran consideración hacia Monet. Es como si Monet realizara una acción comercial para colocar en el mundo exterior su pintura. Y querer mostrarse en público tuvo la virtud de establecer nuevas relaciones comerciales, no sólo con Georges Petit, sino con el director de "La Vida Moderna", que organizó junto con Monet su primera exposición individual y que se celebró en Junio de 1.880. La misma fue un éxito y Monet pudo vender varios cuadros a buen precio. Monet en ese momento tenía 40 años y pasó a ser el pintor de vanguardia, líder no ya tanto del grupo de Manet, sino de los jóvenes pintores que se incorporaban al panorama artístico del momento.
La evolución de Monet se dirige hacia el abandono de la forma de modo que la impresión la cause no tanto el dibujo del objeto representado como su color. Si se compara este cuadro de Vétheuil con los del período de Argenteuil se constata que Monet ya no dibuja las casas, las insinúa por medio del color. E incluso en muchos casos el color es caótico, como en las casas que hay entre la iglesia y los árboles. Árboles, cielo, mieses y flores son pinceladas aisladas de pintura. Incluso las flores de la orilla del río están hechas con tanta despreocupación que la pintura de una se conecta con la siguiente, cosa que, evidentemente, no ocurre en la realidad. Pero a Monet le da igual. Ha captado que basta con una aproximación y se logra la impresión. La pintura, con minúscula, es así de agradecida.
EC Decoracion - info@ecdecoracion.com - tfno: +34 96-5522779