Cuadros
Espejos
Mi Cuenta
Información general

diseño web: gestiweb
Lámina sobre tabla "El gran masturbador". Autor: Salvador Dalí. Disponible en diferentes medidas. Desde 8,22 €.
Medidas totales del cuadro: Ancho: 30 cm x Alto: 24 cm
Necesario

Obra: Lámina sobre tabla "El gran masturbador". Autor: Salvador Dalí. Disponible en diferentes medidas. Desde 8,22 €.

Cuadro lámina "El gran masturbador", sobre soporte de madera. Disponible en dos acabados diferentes: Texturizado arena o reproducción sobre cristal. Añada si lo desea alguno de nuestros marcos y consiga resultados únicos. Dispone de más información al respecto en las secciones -Tipos de marcos- y -Tipos de acabados-.

Autor: Salvador Dalí.

Eugenio Salvador Dalí (11 de mayo de 1904 - 23 de enero de 1989), fue sin lugar a dudas, un genio. A la edad de catorce años había ya participado en sendas exposiciones colectivas de artistas locales en el teatro municipal de Figueres y en Barcelona, auspiciada ésta última por la Universidad de Barcelona y recibiendo el premio Rector de la Universidad. Fue con frecuencia (todavía algunas veces lo es), mal entendido. A los 22 años conoció a Pablo Picasso, a quien admiraría profundamente. Fue expulsado de la Academia de San Fernando de Bellas Artes en 1926, poco antes de sus exámenes finales, por afirmar que no había nadie en la facultad en condiciones de examinarle a él. Algunos años más tarde se unió oficialmente al grupo surrealista afincado en el barrio parisino de Montparnasse y allí, en agosto de 1929 conoció a su musa y futura esposa Gala, nacida con el nombre de Elena Ivanovna Diakonowa. Su matrimonio se prolongaría hasta 1982 cuando ésta falleció. A la edad de 79 años Dalí pintó su último trabajo, "Cabeza de Europa", dedicado al Rey Juan Carlos I de España y en 1989 falleció a la edad de 85 años.
Dalí es conocido por sus impactantes y oníricas imágenes surrealistas. Sus habilidades pictóricas se suelen atribuir a la influencia y admiración por el arte renacentista. También fue un experto dibujante. Los recursos plásticos dalinianos también incluyeron el cine, la escultura y la fotografía, lo cual le condujo a numerosas colaboraciones con otros artistas audiovisuales.
Como artista extremadamente imaginativo, manifestó una notable tendencia al narcisismo y la megalomanía, cuyo objeto era atraer la atención pública. Esta conducta irritaba a quienes apreciaban su arte y justificaba a sus críticos, que rechazaban sus conductas excéntricas como un reclamo publicitario ocasionalmente más llamativo que su producción artística. Dalí atribuía su "amor por todo lo que es dorado y resulta excesivo, mi pasión por el lujo y mi amor por la moda oriental" a un autoproclamado "linaje arábigo", que remontaba sus raíces a los tiempos de la dominación árabe de la península ibérica.

- El gran masturbador -

En esta pintura están retratadas todas las obsesiones del autor. Refleja el malestar del autor ya que temía perder la cordura. Tanto el título, como el motivo central no dejan dudas sobre las implicaciones sexuales del cuadro; el sexo era una de las obsesiones del pintor.
El elemento principal es su autorretrato, mezcla de cabeza humana y rocas de la costa Brava de los alrededores de Cadaqués, que repetirá en muchos otros cuadros como "La persistencia de la memoria" y "El enigma del deseo". Estilizado pero reconocible, se caracacteriza por su color amarillento, su gran nariz apoyada en el suelo y su cara alargada. Las pestañas largas representan la contraposición entre el sueño anodino de una consumación física irremediable y el sueño de que nuestros deseos se cumplan. El saltamontes, un animal que le provocaba terror desde su infancia y que se encuentra pegado a la boca de su autorretrato, está en estado de descomposición, lo que atrae muchas hormigas que simbolizan la muerte. El tema de la masturbación aparece en la mujer que emerge de su retrato y cuyo rostro esta cerca de unos genitales masculinos escondidos en unos ceñidos calzoncillos. Un lirio pegado a la mujer, que simboliza la pureza, representa una enrevesada forma de definir a la masturbación como la relación sexual más pura. El pistilo de la flor es, además, un símbolo fálico.
Como es normal desde que la conoció, Gala también aparece representada, en este caso en la pareja que se abraza donde ella se metamorfosea en una roca, recuerdo de los paseos que dieron por la playa.
EC Decoracion - info@ecdecoracion.com - tfno: +34 96-5522779