Cuadros
Espejos
Mi Cuenta
Información general

diseño web: gestiweb
Lámina sobre tabla "Ensayando en el escenario". Autor: Edgar Degas. Disponible en varios tamaños, desde 8,22 €.
Medidas totales del cuadro: Ancho: 30 cm x Alto: 24 cm
Necesario

Obra: Lámina sobre tabla "Ensayando en el escenario". Autor: Edgar Degas. Disponible en varios tamaños, desde 8,22 €.

Cuadro lámina "Ensayando en el escenario", sobre soporte de madera. Disponible en dos acabados diferentes: Texturizado arena o reproducción sobre cristal. Añada si lo desea alguno de nuestros marcos y consiga resultados únicos. Dispone de más información al respecto en las secciones -Tipos de marcos- y -Tipos de acabados-.

Autor: Edgar Degas.

Edgar Degas (1834-1917) admiraba profundamente a Ingres y los maestros del renacimiento italiano, pero también recibió la influencia del arte japonés y las tendencias simbolistas. En sus primeras obras siguió las tendencias neoclásicas, reflejando casi siempre escenas históricas en sus obras, influenciado notablemente por el maestro romántico Delacroix.
Edgar Degas es considerado uno de los fundadores del Impresionismo. No obstante, su estilo se desmarca del grupo en varios aspectos, fundamentalmente en su preferencia por los temas urbanos con escenas iluminadas artificialmente, en lugar de la pasión por la naturaleza y la luz natural de otros miembros del grupo. Su formación académica se evidencia en que no abandona el dibujo sino que lo convierte en elemento esencial de sus elaboraciones de figuras, predominando pues la línea sobre el color. Abandona la técnica al óleo para dedicarse exclusivamente al pastel y utiliza encuadres que lo acercan a la fotografía.
Realizó retratos y series sobre un mismo tema, destacadamente el mundo del ballet, pero también sobre las carreras de caballos, uno de sus temas favoritos a través del cual exploró el movimiento. Otra de sus series famosas son los desnudos femeninos que realizó sobre los distintos momentos de la toilette femenina. También representó escenas cotidianas de mujeres, lavanderas, planchadoras o burguesas.
A partir de 1880 usó cada vez más el óleo, en particular cuando trataba de desnudos femeninos. Esta técnica resultaba ideal para materializar su interés por el dibujo y la realidad instantánea y cambiante.
Degas fue uno de los pintores, junto a Ingres y Rafael, que Paul Gauguin admiraba y Van Gogh detestaba, como señala el primero en una carta a Émile Bernard, datada en Arlés, 1888.

- Ensayando en el escenario -

Los deseos de Degas de integrarse en el mercado artístico inglés motivaron la elección de la temática de ballet. Su primitiva idea era realizar un grabado en madera, para lo que hizo "Ensayo en el escenario" en grisalla monocroma. Para continuar con el estudio de la composición realizó esta escena que contemplamos. La similitud entre ambas es evidente; sin embargo, Degas es mucho más atrevido en esta imagen al recurrir a un enfoque totalmente fotográfico en los planos pictóricos. De esta manera las figuras de la izquierda no aparecen enteras y en la zona baja observamos los clavijeros del contrabajo que indican la situación del foso de la orquesta. El director se ha integrado en el grupo y al fondo se aprecian dos hombres, reforzando la idea de que el ballet no dejaba de ser un encubrimiento de la prostitución, muy habitual entre las bailarinas. Las muchachas están estirando los músculos antes de iniciar el ensayo, distribuidas en dos grupos que se sitúan perfectamente en el espacio. Tras ellas se observa la tramoya de la obra, formada por árboles de cartón. Toda la escena está iluminada con la luz artificial de los focos del teatro, que crea intensos contrastes lumínicos. Precisamente en las zonas de sombra es donde se aprecia una mayor influencia del Impresionismo al recurrir a diferentes tonalidades para los sombreados, pasando de los grises a los azules, verdes o marrones. La sensación de movimiento también ha sido conseguida perfectamente por el artista así como el efecto realista, de manera que da la impresión de que el espectador se ha integrado en la composición. Curiosamente, el grabado fue rechazado por los editores del periódico al considerarlo indecente, quizá por la velada alusión al mundo de la prostitución que representan los hombres del fondo. Este tipo de escenas de carácter realista tenía gran reconocimiento en el mercado inglés y también atraería al joven Van Gogh durante su estancia londinense.
EC Decoracion - info@ecdecoracion.com - tfno: +34 96-5522779