Cuadros
Espejos
Mi Cuenta
Información general

diseño web: gestiweb
Lámina sobre tabla "Iglesia de Auvers". Autor: Vincent van Gogh. Disponible en varios tamaños, desde 8,22 €.
Medidas totales del cuadro: Ancho: 24 cm x Alto: 30 cm
Necesario

Obra: Lámina sobre tabla "Iglesia de Auvers". Autor: Vincent van Gogh. Disponible en varios tamaños, desde 8,22 €.

Cuadro lámina "Iglesia de Auvers", sobre soporte de madera. Disponible en dos acabados diferentes: Texturizado arena o reproducción sobre cristal. Añada si lo desea alguno de nuestros marcos y consiga resultados únicos. Dispone de más información al respecto en las secciones -Tipos de marcos- y -Tipos de acabados-.

Autor: Vincent van Gogh.

Vincent Willem van Gogh nació en Groot-Zundert, Holanda, el 30 de marzo de 1853. Su padre era un pastor protestante, Theodorus van Gogh, y su madre, Anne Cornelia Carbentus, dio a luz a seis hijos, siendo el segundo de ellos Vincent. Van Gogh cursó sus estudios primarios en su pueblo natal. Posteriormente estudió en un internado privado en Zevenbergen, en 1864, y más adelante en Tilburg, de 1866 a 1868, desde el que regresaría a su tierra natal. En 1969 se trasladó a La Haya para trabajar en una galería de arte mientras continuaba sus estudios en Bruselas. Más adelante fue trasladado a Londres, a otra susursal para de la misma galería. Fue allí donde se enamoró de Ursula Loyer pero, tras ser rechazado, quedó sumido en una enorme tristeza y se volcó a la religión, descuidando su trabajo.
Van Gogh tenía una personalidad bohemia, apasionada y de mal carácter, reconocida por él mismo en numerosas cartas a su hermano Théo. La pintura le ayudó a sobrellevar su soledad, atormentándolo durante su toda vida. Así buscó refugio en sus pinceles, el tabaco y el alcohol. Nunca logró formar una familia aunque se le atribuyen numerosas relaciones con algunas prostitutas.
En 1888 y tras un altercado con Paúl Gauguin, del cual era íntimo amigo, fue internado por expreso deseo suyo en el manicomio de Saint-Paúl-de-Mausole, después de habersemutilado la oreja izquierda. Allí fue atendido por el Dr. Paúl Gachet, a quien dedicó uno de sus más famosos retratos. Sufría probablemente de epilepsia. Alrededor de 1885 comienzó a manifestar una psicosis, que fue gradualmente en aumento.
Su vida fue costeada por su hermano Théo, quien asumió todas sus deudas. Van Gogh no obtuvo en vida beneficio alguno por sus obras, exceptuando los 400 francos que logró con la venta de su obra "La viña roja". El 27 de julio de 1890, habiendo acabado su última obra "Campo de trigo con cuervos", se se suicidó de un disparo, falleciendo dos días más tarde.
Escribió más de 700 cartas a su hermano Théo, publicadas en 1911. Su obra comprende más de 750 cuadros y 1600 dibujos.
En 1973 se inauguró en Amsterdam el Museo Vincent Van Gogh, donde se pueden apreciar alrededor de un millar de pinturas, dibujos y cartas del artista.

- Iglesia de Auvers -

Quizá sea ésta la obra más emblemática de las 80 imágenes realizadas por Vincent durante sus dos meses de estancia en el pueblo de Auvers-sur-Oise, al noroeste de París, donde había sido enviado por Theo, cansado de Arles. En esa estancia estuvo atendido por el doctor Gachet. Las luces nocturnas siempre llamaron la atención de van Gogh, bien fuese la luz de las estrellas - Noche estrellada - bien la de la luz artificial - Terraza del café de Arles-. De nuevo recurre a la luz nocturna, teniendo como protagonista una pequeña iglesia gótica, que adquiere por el efecto lumínico una sorprendente sensación fantasmagórica. Como buen impresionista (no olvidemos que Van Gogh aprendió de Pissarro y se inició en este movimiento pictórico) se preocupa por captar la sombra de la construcción, apreciándose claramente tanto en el sendero como en el césped, al tomar un tono más oscuro. La pincelada del artista es cada vez más personal; si bien es cierto que partió del puntillismo de Seurat y la estampa japonesa, conseguirá alcanzar una libertad y una seguridad en el trazo incomparables. Esos pequeños toques de color, que se aprecian con facilidad en el lienzo y otorgan mayor ritmo a la composición, son únicos en el mundo. Por el contrario, las líneas de los contornos están muy marcadas, producto de la influencia del cloisonnismo de Bernard y Gauguin, y del deseo de Vincent por demostrar sus logros con el dibujo, su gran reto. La zona del cielo tiene mayor planitud, empleando una pincelada a base de espirales, destacando la intensidad del colorido. Precisamente los tonos que utiliza Van Gogh también son muy personales. Los malvas, verdes, amarillos y blancos caracterizaban buena parte de su producción, añadiendo pequeñas superficies de color naranja para aludir a los colores complementarios. La figura de la mujer que camina por el sendero proporciona mayor vitalidad y realismo a la escena, un conjunto insuperable.
EC Decoracion - info@ecdecoracion.com - tfno: +34 96-5522779