Cuadros
Espejos
Mi Cuenta
Información general

diseño web: gestiweb
Lámina sobre tabla "Amarillo, rojo y azul". Autor: Mark Rothko. Medidas: 60x80 cm.
Medidas totales del cuadro: Ancho: 60 cm x Alto: 80 cm
Necesario

Obra: Lámina sobre tabla "Amarillo, rojo y azul". Autor: Mark Rothko. Medidas: 60x80 cm.

Lámina sobre tabla "Amarillo, rojo y azul". Disponible en dos acabados diferentes: Texturizado arena o reproducción sobre cristal. Añada si lo desea alguno de nuestros marcos y consiga resultados únicos. Dispone de más información al respecto en las secciones -Tipos de marcos- y -Tipos de acabados-.

Autor: Mark Rothko.

Marcus Rothkowitz nació en Daugavpils (Letonia) en 1903, en el seno de una familia judía. Durante el periodo de la Rusia zarista, Daugavpils estuvo libre de violencia, a pesar de que en el ambiente general los judíos eran culpados por los males que habían caído sobre Rusia. No obstante, se cree que su niñez estuvo plagada de miedo, debido a que pudo haber presenciado algún acto de violencia ocasional llevado a cabo por los cosacos que intentaban hacer levantamientos revolucionarios contra los judíos. De este periodo existe una memoria que fue manifestada en varias ocasiones por Rothko, en la que expresa: "Los Cosacos se llevaron a los judíos del pueblo hacia los bosques, y les hicieron cavar una fosa común... Imaginé esa tumba cuadrada tan claramente que no estaba seguro si realmente la masacre había ocurrido durante mi existencia. Siempre estuve atormentado por la imagen de esa tumba, y que de alguna manera profunda estaba encerrada en mi obra pictórica". Algunos críticos han interpretado el uso tardío de las formas rectangulares en la obra de Rothko como una representación de estas tumbas. Sin embargo, sus recuerdos han sido cuestionados, debido a que ninguna ejecución masiva se cometió durante ese periodo en Daugavpils o en los alrededores.
En 1910 su familia se trasladó a los Estados Unidos y se estableció en Portland, Oregón, como fabricantes de ropa. Acabó sus estudios en la escuela secundaria a los diecisiete años, en junio de 1921. Durante este periodo no recibió clases formales de arte, pero realizó numerosos bosquejos y dibujos. Alrededor de 1921 ingresó a la Universidad de Yale, con una beca, pero abandonó sus estudios antes de graduarse. La intención inicial de Rothko era estudiar la carrera de derecho o ingeniería, y por esta razón tomó clases relacionadas con la física, filosofía, y economía. Empezó sus estudios universitarios en compañía de dos de sus amigos provenientes de Portland, Aaron Director y Max Naimark. Sin embargo, su beca y las becas de sus amigos fueron canceladas al final del primer año de estudios. Esta situación lo obligó a que realizase trabajos a medio tiempo como ayudante de lavandería y mensajero, para poder pagar sus estudios. En el año de 1923, Rothko abandonó sus estudios en Yale, sin haber recibido aún clases de arte.
En 1923, después de dejar sus estudios, decidió mudarse a Nueva York. Inició su formación artística en el instituto New School of Design, donde uno de sus profesores fue el artista Arshile Gorky, quien era miembro del movimiento vanguardista. En otoño del mismo año recibió clases en el Art Students League, las cuales fueron impartidas por el artista de bodegones Max Weber, de origen ruso. A través de Weber, Rothko empezó a visualizar al arte como una herramienta de expresión emocional y religiosa, consecuentemente sus pinturas de este periodo demuestran la influencia de su instructor. Nueva York resultó una atmósfera tan fértil que le permitió experimentar el arte proveniente de casi todas las culturas y todos los periodos. Los pintores modernistas realizaban sus exhibiciones en las galerías de arte neoyorquinas, y los museos de dicha ciudad eran recursos de valor incalculable que fomentaban el conocimiento artístico. Entre sus influencias tempranas estuvieron las obras de los expresionistas alemanes, los trabajos del surrealista Paul Klee, y las pinturas de Georges Rouault. En 1928, Rothko realizó su propia exhibición en compañía de un grupo de jóvenes artistas en la Opportunity Gallery. Sus pinturas incluyeron interiores oscuros, expresionistas, y temperamentales, como también escenas urbanas, y fueron generalmente aceptados por los críticos y sus colegas.
En los años treinta, formó parte del grupo expresionista 'The Ten' junto a artistas de la talla de Ilya Bolotowsky, Ben-Zion, Adolph Gottlieb, Lou Harris, Ralph Rosenborg, Louis Schanker y Joseph Solmon. Su misión, de acuerdo al catalogo de 1937 de la galería Mercury Gallery, era protestar contra la presunta equivalencia entre la pintura americana y la pintura literal. A principios de los cuarenta, se sintió atraído por las bioformas surrealistas flotando en el espacio, a las que añadió un componente religioso de retorno a lo primitivo, "un panteísmo en el cual el hombre, los pájaros, las bestias y los árboles (..) se funden en una única idea trágica".
Después de la Segunda Guerra Mundial Rothko abandonó la figuración -esos signos primitivos- para centrarse únicamente en el color, que le poseía por completo en 1950. Aplica una pintura muy ligera en dos o tres rectángulos de contornos suaves, que llenan una tela de dimensiones cada vez mayores. Rothko, al igual que Pollock, quiso ir más allá del cuadro de caballete, y sus motivaciones no fueron muy distintas de las de aquél, aunque los resultados difieran por completo: "pintar un cuadro pequeño -escribía en 1951- es colocarte fuera de tu experiencia, es contemplar una experiencia con una visión estereotipada o con una lente reductora. Siempre que pintas un cuadro grande, estás dentro de él. No es algo que tú gobiernes". Más próximo a la pintura de Newman y Still, Rothko superpone capas de color poco empastado, con ligeros cambios de tono, pero brillantes y sensuales, con un recuerdo de Matisse siempre presente, como un pintor de brocha gorda que pinta una pared y da vida a algo que en principio no era más que un diafragma, un corte, una separación entre dos espacios: la tela. Su interés por los lienzos de gran tamaño y por la idea de la pintura como algo que puede envolver al espectador, le llevó a la arquitectura. En una de sus últimas obras Rothko creó un ambiente al rodear las paredes de la capilla de Saint Thomas University en Houston con catorce enormes paneles casi monócromos de un color castaño rojizo oscuro, como venía siendo habitual en él desde finales de los cincuenta.
Un episodio depresivo y su adicción profunda al alcohol llevó a Rothko al suicidio en 1970. Ciertas fuentes señalan que el suicidio del pintor es un paralelismo con el final de su obra, siendo esta última de tonos más oscuros en las que se podría haber intuido el trágico final del autor.
EC Decoracion - info@ecdecoracion.com - tfno: +34 96-5522779